lunes, 17 de septiembre de 2018

Propósitos lectores: semana 38 (2018)

Ya sabía yo que al final me pillaba el toro. Este jueves toca club de lectura de ciencia ficción y voy con los deberes a medio hacer. Tenemos para comentar El cuento de la criada, de Margaret Atwood,  que por suerte ya he leído, y Cita con Rama, de Arthur C. Clarke, que empecé el sábado. Así que mi único propósito será descubrir qué secretos esconde Rama antes de que abandone el sistema solar y sobre todo ¡antes del jueves!
¿Me dará tiempo a terminarlo?
También tengo pendiente preparar la lista de lectura para el mes que viene, que vuelve la iniciativa #LeoAutorasOctLa tengo bastante perfilada aunque estoy reservando libros que me está costando mucho posponer porque tengo unas ganas terribles de leerlos como Neimhaim 2 o La compañía amable, pero bueno, así los disfrutaré más :P
Banner oficial de la iniciativa.
Todos los detalles en su web: https://leoautorasoct.wordpress.com/
¡Animaros a participar! Seguro que descubriréis un montón de autoras a las que vale la pena leer.

Hoy no os entretengo más ¡Disfrutad mucho de vuestras lecturas! Yo me vuelvo al interior de Rama, ya os contaré qué descubro.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Mi opinión sobre El informe Monteverde, de Lola Robles

EditorialCrononauta
Año de publicación: 2018
Páginas: 152
Género: Ciencia ficción

Sinopsis
La poderosa Sociedad para el Estudio de las Lenguas Interestelares encomienda a Rachel Monteverde la investigación sobre el remoto planeta de Aanuk. Allí habitan dos especies que apenas se relacionan entre sí: los aanukiens, nómadas y alegres, y los misteriosos fihdia, cuya ceguera congénita y vida en las cavernas los aísla de sus compañeros de mundo y, a su vez, del resto de especies de la galaxia.

Fragmentos del informe se intercalan aquí con entrevistas y el cuaderno personal de la doctora, cuyas impresiones sobre el planeta, junto a la dificultad al traducir lenguajes y costumbres de estos pueblos, no solamente terminan por transformarla a ella, sino que suponen un ejercicio de exploración en la esencia de los vínculos humanos.

Recuperamos este texto esencial de la ciencia ficción en castellano, ampliado por la autora tras la edición publicada en los Estados Unidos, y acompañado de las ilustraciones de Marina Vidal. 

Opinión
Aunque hace ya un par de meses que leí esta novela y suelo reseñar mi lectura más reciente no podía dejar escapar la oportunidad de hablaros de El informe Monteverde. Porque ¿sabéis cuando descubro realmente que un libro me ha entusiasmado? Cuando pasa el tiempo y no me lo puedo sacar de la cabeza.

No sé si es una historia que pueda enganchar a cualquiera pues si vais buscando aventura y acción a raudales mejor nos vemos la próxima semana. Yo misma no sabía muy bien qué esperar y si he de ser sincera contaba con leer un estudio sesudo y técnico sobre el análisis de una sociedad extraterrestre a través de su lenguaje y me había preparado mentalmente para una obra de ciencia ficción hard. Supongo que por eso Lola Robles me pilló con las defensas emocionales desprotegidas y me conquistó desde las primeras páginas con una historia pausada y amable que ha dejado en mi mucho más de lo que esperaba.

Durante la novela vamos a acompañar a una joven Rachel Monteverde en su viaje a Aanuk, un planeta de la zona exterior cuyos habitantes, los aanukiens viven en tribus mayoritariamente nómadas, sin ninguna carencia y totalmente en paz. La falta de peligros en Aanuk y la bondad de su clima y sus habitantes hacen que sea conocido como el Planeta Paraíso, pero realmente poco se conoce de su lengua y su cultura, motivo por el cual la Sociedad para el Estudio de las Lenguas Interestelares solicita el informe a nuestra protagonista.

Pero no todo es maravilloso en Aanuk. A pesar de la falta de acción sí hay conflicto y problemas, especialmente entre los aanukiens que han estado fuera de su planeta y conocen el exterior. Y también hay cierto recelo hacia los fihdia, incapaces de ver, literalmente, la belleza del mundo como ellos la conciben y con los que ni siquiera comparten el idioma.

Realmente el lenguaje es muy importante en la novela, y aunque El informe Monteverde carece de los tecnicismos que me esperaba, sí me gusta como lo ha tratado la autora y cómo lo enlaza con la cultura y el carácter con los que ha dotado a los aanukiens y a los fihdia. Pero quizás lo más interesante es el propio viaje de Rachel y también el que hace el lector si, como yo, conecta con la historia.

Seguro que os preguntaréis si hay una parte mala. Pues sí, que se me ha hecho muy corta. Si sois pacientes os puede durar dos tardes pero si no os la leeréis de una sentada (y os arrepentiréis) porque, además de enganchar, la lectura es muy agradable. No sólo se me ha quedado corta la historia de Aanuk si no todo lo relacionado con el universo creado por Lola Robles. De ella también he leído Yabarí, que está ambientada en el mismo universo y que se nombra en El informe Monteverde, pero tengo que investigar más, os voy contando.

¿Me he enrollado demasiado para un libro de 150 páginas? Puede, pero ya os dije que valía la pena. Leedlo y me dais vuestra opinión.

Nota: 4/5

Extra: Habréis visto en la sinopsis que la novela (tanto en papel como en digital) está ilustrada por Marina Vidal una artista que me encanta y a la que os invito a seguir porque su trabajo, además del que realiza para esta novela, es muy interesante.
Ilustración interior de El informe Monteverde, por Marina Vidal
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...