jueves, 28 de abril de 2016

Mi opinión sobre Arte en la sangre, de Bonnie MacBird

Título original: Art in the Blood: A Sherlock Holmes Adventure
Páginas: 272
Publicación: 2016
Editorial: Harper Collins
Género: Suspense / Thriller

Sinopsis
Londres. Un diciembre nevado, 1888.

Sherlock Holmes, de 34 años, languidece y ha vuelto a la cocaína tras una desastrosa investigación sobre Jack el Destripador.

Watson no logra consolar ni reanimar a su amigo, hasta que llega de París una carta codificada de modo extraño. Mademoiselle La Victoire, una hermosa cantante de cabaret francesa, cuenta que el hijo ilegítimo que tuvo con un lord inglés ha desaparecido y que ella ha sido atacada en las calles de Montmartre.

Acompañado de Watson, Holmes viaja a París y descubre que el niño desaparecido es solo la punta del iceberg de un problema mucho mayor: la estatua más valiosa desde la Victoria de Samotracia ha sido robada de forma violenta en Marsella, y han encontrado asesinados a varios niños de un telar de seda en Lancashire. Las pistas en los tres casos apuntan a un hombre intocable.

¿Conseguirá Holmes recuperarse a tiempo para encontrar al chico desaparecido y poner fin a la ola de asesinatos? Para hacerlo, tendrá que ir siempre un paso por delante de un peligroso rival francés y esquivar las amenazadoras intromisiones de su propio hermano, Mycroft.

Esta última aventura, al estilo de sir Arthur Conan Doyle, manda al icónico dúo desde Londres hasta París y de ahí a los páramos helados de Lancashire en un caso que pone a prueba la amistad de Watson y la fragilidad y el talento de la naturaleza artística de Sherlock Holmes.

Opinión
No es ninguna novedad si os digo lo fan que soy de Sherlock Holmes y de los pastiches y "retellings" sobre su figura. Suelo leer (y ver) cualquier cosa que caiga en mis manos sobre el detective de Baker Street unas veces con más acierto que otras pero normalmente siempre quedo satisfecha. Con Arte en la Sangre he tenido sentimientos contradictorios: la historia es entretenida e introduce personajes muy interesantes pero no le he conseguido encontrar la esencia de la creación de Doyle así que al final me ha resultado una novela bastante descafeinada.

Como os decía la trama está bastante bien. Holmes y Watson investigarán dos desapariciones, la del hijo de Mademoiselle La Victoire y la de una valiosa estatua griega de la Victoria. Ambos casos tienen un sospechoso en común pero la ausencia de pruebas y las presiones de Mycroft Holmes les obligarán a colaborar con otro detective del que no sabrán si fiarse o no.

Además de la historia me ha gustado el contexto y la aparición de personajes y hechos que realmente existieron. La ambientación también está muy lograda, especialmente en París y en la última parte de la novela (y que no os puedo decir donde transcurre) ya que la autora tiene para las descripciones un estilo bastante visual.

Y ahora viene lo que no me ha gustado: esta no es una historia de Sherlock Holmes. Sí, salen los personajes y escenarios habituales pero no se comportan como deberían, especialmente nuestros protagonistas. Watson y Holmes se tratan de un modo excesivamente familiar, incluso se tutean. No sé si esto último será por la traducción pero a mi no me ha gustado nada. 

Tampoco me ha convencido la personalidad de Holmes, afectado en exceso por los hechos externos y por sus sentimientos y actuando sin sentido, en ocasiones de forma demasiado súper heroica en lugar de utilizar su lógica habitual.

Quizás a los que sólo les guste la serie de la BBC (ojo que yo la adoro y Benedict Cumberbatch me encanta) o las películas protagonizadas por Robert Downey Jr. y Jude Law y no hayan tenido contacto con las historias originales de Doyle les parezca una novela increíble, ya os digo que es entretenida y fácil de leer. A mi, por desgracia me ha decepcionado mucho.

Nota 2/5

lunes, 25 de abril de 2016

Propósitos lectores: semana 17

¿Qué tal la resaca del día del libro? ¿Han engordado mucho vuestras estanterías? Yo este año he sido "buena" y, si quito los que he regalado, mis dos adquisiciones han sido en digital para alegría de mi estantería y mi bolsillo.
Preciosa imagen de Xerguio de Sant Jordi 
De esos dos libros uno de ellos aún no lo puedo empezar. Se trata de El tiempo es el que es, de Anaïs Schaaff y Javier Pascual, novela de la serie El ministerio del tiempo (que doy por hecho que veis porque es una maravilla) ubicada cronológicamente entre dos capítulos que aún no han emitido. Y aunque me está costando horrores voy a evitar auto spoilearme y voy a esperar pacientemente. El segundo libro es Relojes de hueso, de David Mitchell, recomendadísimo por todo el que lo ha leído y que quería reservar para darle salida a otros libros de la pila pero no ha habido manera. Llevo una cuarta parte de la novela y ¡¡estoy más que enganchada!! A ver cómo evoluciona la historia.

Me hubiera gustado tenerlos en papel pero así he podido
comprar los dos por el precio de uno ¡todo tiene su lado bueno! :P
Para esta semana tengo preparada la reseña de Arte en la Sangre, de Bonnie MacBird, novela que me dejó bastante fría y, si me da tiempo, publicaré una entrada sobre dos relatos que leí la semana pasada.

Como veis estos días serán tranquilitos, más que nada porque ya lo tengo todo escrito y programado ¡Espero tener mucho tiempo para leer! 

¿Qué tal se presenta vuestra semana lectora?

jueves, 21 de abril de 2016

Mi opinión sobre La saga de Hrolf Kraki, de Poul Anderson

Título original: Hrolf Kraki's Saga
Páginas: 312
Publicación: 2016
Editorial: Alianza Runas
Género: Fantástico

Sinopsis
Hrolf Kraki es para los daneses lo que Arturo para los británicos o Carlomagno para los franceses. En esta recreación épica de una saga vikinga auténtica, Poul Anderson nos sumerge en un mundo medieval precristiano poblado de seres feéricos, pero sobre todo capta la naturaleza heroica de un pasado en el que, junto a la brutalidad cotidiana, el honor, la amistad y la camaradería pueden ser indestructibles. Precedida de una introducción del propio Anderson, que nos sitúa en el contexto histórico del relato, la saga se compone de siete largos episodios que narran las gestas de la familia de Hrolf, así como las de sus compañeros y enemigos, y su final junto a sus fieles guerreros “berserkir”. 

“Algo nos sobrevive, por perdida que esté 
la vida: la memoria no se hunde en el fango.
Hasta el fin del destino del mundo permanece,
en lo alto del cielo, del nombre del héroe.”

"Anderson ha tomado una antigua saga danesa y la ha contado de nuevo con una sensibilidad de hoy en día, convirtiéndola en una obra muy especial."

Opinión
No había leído nada de Poul Anderson y en el último mes se han cruzado dos novelas suyas en mi camino: La patrulla del tiempo, aun sin leer, y la que os reseño hoy, La saga de Hrolf Kraki. Tampoco conocía a este héroe danés ni su historia, recogida en un poema épico en el que el autor se basa para escribir esta novela (tomándose sus licencias, claro), pero me ha resultado de lo más apasionante. Héroes, guerras, disputas familiares, seres sobrenaturales, dioses... todo ello narrado de tal manera que me transportó directamente a los salones del rey Aethelstan donde Gunnvor cuenta este relato.

Tras una introducción del propio autor, de lectura imprescindible, y el breve capítulo en que nos presenta a la narradora, Poul Anderson nos cuenta la situación de los reinos de Dinamarca y nos presenta a los antepasados de Hrolf Helgisson Kraki, desde Frodhi el Pacificador (su bisabuelo) hasta el reinado de su padre, Helgi, y su tío Hroar que compartieron el gobierno del país. Toda su historia familiar está plagada de luchas, traiciones, amores trágicos y una profecía que marcará su destino.

Aunque la novela está centrada, lógicamente, en el personaje de Hrolf y su familia, los Skioldungos, el autor también nos presenta a otros héroes como Svipdag, Bjarki o el conocido Beowulf que hace una breve aparición, así que al final resulta una novela bastante coral. 

Pero no penséis que esto es simplemente una saga familiar de corte histórico porque esta novela está llena de acción ¡Son vikingos! Así que preparaos para saqueos, emboscadas, incursiones y grandes batallas con héroes que no temen a la muerte, con villanos que usarán todas sus artes (mágicas muchas veces) para conseguir sus objetivos y con dioses entrometidos.

Decir que me lo he pasado bien con esta lectura es quedarme corta. Quizás a los seguidores de la fantasía más pura se les quede algo corta La saga de Hrolf Kraki pero a poco que os guste leer una buena historia la vais a disfrutar tanto como yo.

Nota 4/5

lunes, 18 de abril de 2016

Propósitos lectores: semana 16

Regreso con mis propósitos para esta semana después de haberos tenido abandonados durante una temporada por la causa habitual: falta de tiempo. Cuando se juntan temas laborales y personales, todos urgentes y a resolver "para ayer" ya sabéis lo que pasa. ¡Esperemos que no se repita hasta que no transcurra una larga temporada!
Necesito uno con urgencia ¡pero que funcione!
Durante este tiempo he acumulado dos libros para reseñar: La Saga de Hrolf Kraki, de Poul Anderson y Arte en la sangre, de Bonnie MacBird. El primero muy bueno y el segundo decepcionante, pronto os doy más detalles.

Ahora mismo estoy dudando qué novela empezar. La última vez que os conté mis propósitos tenía pensado empezar con Armada, de Ernest Cline pero tras las reseñas que voy leyendo me he desinflado y es muy posible que lo sustituya por algún libro de la pila infinita de pendientes. Mientras me decido estoy con los relatos de Emilio Bueso (me faltan dos para terminar Ahora intenta dormir) y con la antología de la editorial Dlorean Weird West.

¡Adoro este tipo de historias!
Novedades dudo que adquiera ninguna, este mes hay demasiadas y hay que controlar el gasto. Además, ya me he gastado unos eurillos en la nueva edición de Elantris, la del X aniversario edición limitada de Gigamesh (¡gracias Jordi!). En cuanto la tenga en mis manos le intento hacer unas fotos decentes y os las enseño.

Y eso es todo para estos próximos días ¿Qué tal se presenta vuestra semana lectora?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...